Querido/a compañero/a,

El PSOE es el partido que más contribuyó a la elaboración y puesta en marcha de la Constitución Española de 1978. Para los socialistas es un texto fundamental para entender el progreso que la democracia ha supuesto para la sociedad española en los últimos cuarenta años. Es un texto que, en muchos aspectos, refleja nuestros valores. De nuestro puño y letra se redactaron sus artículos más importantes.

El PSOE asume los valores constitucionales y los defiende.

Esto significa que, ante cualquier amenaza que atente de manera grave al orden constitucional, el PSOE siempre se va a colocar del lado del Estado social y democrático de Derecho que establece nuestra Constitución. Somos una oposición de Estado, que a la vez que une a la izquierda, quiere unir a todos los pueblos de España.

Pero también significa que, dentro de los cauces constitucionales, el PSOE, como izquierda de Gobierno, cree que la mejor manera de trabajar por la vigencia de la Constitución es defender su reforma.

La España de 2017 no es la España de 1978. Un nuevo tiempo necesita una nueva Constitución.

Por eso, los socialistas, desde hace años -desde la Declaración de Granada de 2013, que hemos perfeccionado con la Declaración de Barcelona de julio de 2017- llevamos siendo la única fuerza que ha planteado abiertamente la necesidad de introducir profundos cambios en nuestra Norma Fundamental.

Entre otros desafíos, para afrontar el fortalecimiento de los derechos y libertades; la adecuación de nuestra articulación con Europa; el refuerzo del Estado Social para garantizar la igualdad entre los ciudadanos; la mejora de la calidad democrática y la regeneración de nuestras instituciones; y la crisis territorial que en estos días se presenta en toda su crudeza en Catalunya.

Una tierra –Catalunya- en la que nos hemos sentido representados con orgullo por el PSC y muy especialmente por sus alcaldesas y alcaldes, a quienes quiero agradecer especialmente su compromiso en un momento tan complicado.

Tal y como se desprende de las resoluciones del 39 Congreso, son las personas la prioridad de nuestro proyecto político. Un proyecto en el que el fortalecimiento de la convivencia a partir de la diversidad de España es absolutamente esencial.

Durante muchos años sufrimos desdén, ataques y menosprecio. Siempre dijimos que aquellos que cuestionaban nuestros planteamientos, acabarían sumándose a nuestra iniciativa, como tantas otras veces ha pasado en la reciente historia de España.

Ese momento ha llegado. La inmediata constitución de la Comisión parlamentaria de evaluación y modernización del modelo territorial y el compromiso de poner en marcha, en el plazo de seis meses, la Subcomisión para la Reforma Constitucional suponen la asunción, por parte de todos los actores políticos, de que la hoja de ruta marcada desde hace años por el PSOE era la acertada.

Compañeros y compañeras, estamos ante la responsabilidad de abrir, entre todos y todas, un espacio para el entendimiento y la construcción de un nuevo Pacto Constitucional del que se sienta partícipe el conjunto de la sociedad española, y muy especialmente nuestros jóvenes.

El Partido Socialista es el artífice de esta oportunidad histórica. Será, ante todo, un pacto intergeneracional.

Os invito a ponerlo en valor. Formamos parte del partido que siempre lidera las transformaciones de España y el progreso de nuestro país.

Seamos conscientes de ello y hagámoslo saber.

Recibe un fuerte abrazo socialista,

Compartir