El alcalde marca un nuevo rumbo para ‘revitalizar’ Granada tras superar la etapa de ‘corrupción, despilfarro y bronca’ del PP.

elindependientedegranada.es
El alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, marcó este lunes un ‘nuevo rumbo’ para la ciudad sobre ‘el diálogo y la transparencia’, en el que prime la generación de empleo aprovechando las potencialidades turísticas, culturales y como ciudad de Ciencia e Investigación, tras dar por ‘superada’ en estos ocho meses de gobierno municipal socialista la etapa de ‘corrupción, opacidad, despilfarro y bronca’ de los trece años del PP.

Ayuntamiento Bienestar Social Comercio y PYMES Cultura y Patrimonio Distritos Economía y Hacienda Educación y Salud En Portada Juventud y Ocio Movilidad Turismo y Deportes Urbanismo y Obras
En un encuentro informativo para evaluar la gestión de su gobierno, el alcalde de Granada consideró que los socialistas, pese a contar con tan solo 8 de los 27 concejales que forman la corporación, “ha normalizado” la “crítica situación” en todas las parcelas heredada en el Ayuntamiento y, como ejemplo, destacó que la capital ha pasado de ser la ciudad “menos transparente de España” a estar entre las primeras, según el estudio de DYNTRA.
Según este estudio de la primera plataforma colaborativa en el mundo que trabaja en la medición y gestión del gobierno abierto  en las organizaciones y para la Sociedad Civil,  el Ayuntamiento de Granada figura ahora en el quinto más trasparente de Andalucía, superada solo entre las capitales por Málaga, y en el onceavo de España.
Para Cuenca este dato respalda la “transparencia” que priorizó al acceder a la alcaldía, frente a la “corrupción” del PP. Junto a ello, señaló las auditorías internas en materia de Urbanismo, Personal y el área de Economía que siguen su curso.
“Hoy, a pesar de las dificultades, en Granada se respira otro ambiente, hay otra sensación, se ve cierto optimismo y el Ayuntamiento es, de nuevo, una institución cercana, que abre las puertas a la ciudadanía”, declaro Cuenca.

Gestión económica

Sobre el “despilfarro” de la etapa popular, que dejó una deuda con bancos de más de 300 millones y 94 millones de impago a proveedores,  que deja maniatado al Ayuntamiento, lo contrapuso a una “gestión óptima económica”, que ha logrado recuperar 746 facturas abandonadas  a proveedores para abonar más de 662.000 euros.
“Hemos reducido el personal directivo con un ahorro de casi 200.000 euros respecto a la corporación anterior, hemos tramitado miles de expedientes de exención de IBI que no estaban resueltos y que van a permitir que este ayuntamiento ingrese alrededor del millón y medio de euros, hemos reducido un 15 por ciento en las horas extraordinarias de la Policía Local lo que ha supuesto un ahorro de 100.000 y revisando todas las contrataciones de servicios públicos reduciendo un 40 por ciento su coste”, señaló Cuenca.

Fin de la imagen de ‘bronca’

El alcalde también citó como logro superar la “imagen de bronca” que trasladaba la ciudad, con el cierre consensuado del botellódromo, o el control de las despedidas de solteros y solteras. También se refirió a al Día de la Toma, “donde se ha hecho un esfuerzo para recuperar un espacio más familiar”.
“Nuestra intención es que la gente, las familias, vuelvan a recuperar las calles de Granada”, subrayó el alcalde.
También subrayó la “normalización” de las relaciones con el resto de instituciones con el diálogo, que ha reemplazado a la “bronca partidista” del PP, así como la atención y el contacto con la ciudadanía. En este sentido aludió al proyecto de Santa Adela o la colaboración con la Marea Amarilla.
Así, destacó que sin dejar de ser “exigente y reivindicativo”, la recuperación del diálogo institucional con la Junta ha permitido “un avance” en el Metro, para “dejar de ser un problema”.

Atención sectores desfavorecidos

Presumió el alcalde de las actuaciones del área de Derechos Sociales, como máxima del gobierno municipal de atender a los “sectores más desfavorecidos”. Así, señaló que el Ayuntamiento había logrado detener decenas de desahucios, y citó los convenios pioneros en materia de agua y luz, para “garantizar los derechos básicos”.

Nuevo rumbo

En su exposición, marcó un nueva etapa para “revitalizar” la ciudad, desde el “diálogo y entendimiento” con el resto de grupos municipales en busca de coincidencias.
Como prioridad, la generación de empleo. A los sectores tradicionales, sumó la intención de contribuir a “un cambio del modelo productivo”, que aproveche las potencialidades de Granada como ciudad cultural, turística y de ciencia e investigación.

Planes para los barrios

Entre las actuaciones previstas, señaló una actuación en las barriadas, como el necesario Plan Integral para la Zona Norte y otro para 2reactivar” el Zaidín, con el impulso de la rehabilitación de Santa Adela. o el centro comercial abierto del barrio.
También para la zona de la Avenida de Cervantes y Bola de Oro, con la exigencia de la apertura del Centro de Salud.
Sobre La Rosaleda y Camino de Ronda, exigió a la “Junta que se ponga las pilas” y construya el nuevo Polideportivo del Estadio de la Juventud.
También señaló la movilidad, tras el “fiasco” e la LAC puesta en marcha por el PP. Cuenca señaló que es un “reto” y que deberá tener en cuenta la entra en servicio del Metro. A este respecto, apeló a una “visión global” de la ciudad, para lo que era necesario una “mayor coordinación” con el área Metropolitana.

Presupuestos: borrador, el 15 de febrero

Pero para que todos los proyectos de futuro puedan llevarse a cabo, deberán aprobarse los Presupuestos municipales de 2017. Anunció que para el 15 de febrero habrá un primer borrador del gobierno municipal socialista, para que desde “la lealtad y el diálogo” se negocie unas cuentas.
Para ello, reclamó “corresponsabildad” a todos los grupos de la oposición.
Compartir
Etiquetas