El aumento del pago a proveedores a 81 días “sitúa al Ayuntamiento al borde del abismo”.

El viceportavoz socialista, Baldomero Oliver, anuncia los malos datos del informe de Morosidad que el PP lleva al último pleno de esta Corporación y asevera que “sólo conocemos la punta del iceberg de la verdadera situación económica municipal”. Recuerda además que todos los grupos de la oposición han acordado no llevar iniciativas a la sesión plenaria de este mes, “dada la situación de desgobierno en que no ha situado el PP y el ex alcalde, José Torres Hurtado”.

Ayuntamiento Economía y Hacienda En Portada

El viceportavoz del PSOE, Baldomero Oliver, ha dado a conocer hoy los malos datos del último informe de Morosidad del Ayuntamiento de Granada que será presentado en el pleno de mañana y que señala que el periodo medio de pago a proveedores ha aumentado a 81 días, “lo que sitúa al Consistorio al borde del abismo, dado que los reiterados incumplimiento económicos del gobierno popular del ex alcalde, José Torres Hurtado, pueden provocar la intervención del Ministerio de Hacienda”.

Para Oliver, “el PP se va a ir del gobierno por una vergonzosa puerta grande que nos sitúa en una situación muy delicada a los granadinos”. El socialista reconoció que no se atreve a “adelantar asuntos relacionados con el futuro del área de Economía porque no sabemos lo que nos vamos a encontrar. Mucho sospecho que los preocupantes datos que manejamos todos los grupos de la oposición son la punta del iceberg de la verdadera situación económica”.

Así, Oliver recalcó que “con los datos que hay sobre la mesa y la nefasta gestión económica del PP es muy probable que tengamos hipotecados los próximos cuatro o cinco años de gobierno municipal”. En este sentido, recordó que “arrastramos 18 millones de remanente negativo de tesorería de 2014, que 2015 se ha cerrado con 40 millones y que 2016 se cerrará con toda probabilidad con 60 millones de remanente negativo de tesorería”. Al respecto, mostró sus dudas sobre la posibilidad de cerrar el presupuesto para este año e incidió en que “recibir la alcaldía de Granada es un regalo envenenado por un gobierno del PP que deja pendiente de pago tres millones de euros a la Rober de 2015, 500.000 euros de sobre gasto en TG7  y un sistema de movilidad caótico y ruinoso que lastrará las cuentas municipales”.

Con estos datos, Oliver no descartó que “el Gobierno de España o la Junta de Andalucía obliguen al futuro gobierno municipal a adoptar medidas ante la ruinosa situación y los continuos incumplimientos del PP sobre el Plan de ajuste al que está sometida la ciudad”.

El socialista resaltó además que “dada la situación de ingobernabilidad provocada por la dimisión de Torres Hurtado, Nieto y Sebastián Pérez tras las graves acusaciones de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada, los grupos de la oposición hemos considerado no presentar ningún tipo de iniciativa al pleno de mañana porque no tiene sentido”.

Compartir