El Ayuntamiento no descarta que los trasbordos entre buses y metro sean gratuitos.

ideal.es
Siguen las negociaciones con la Junta para lograr un acuerdo económico, aún sin fecha para la inauguración del servicio

Ayuntamiento Movilidad

La capital no desecha aún la opción de que los trasbordos entre el metro y los autobuses no tengan coste para los granadinos. Como explicó ayer la concejala de Movilidad, Raquel Ruz, las negociaciones entre el consistorio y la Junta de Andalucía siguen abiertas con el objetivo de lograr un acuerdo económico, aún sin fecha en el horizonte, que contente a ambas partes.

Ruz recordó que el pasado 20 de julio, en una reunión del Consorcio Metropolitano de Transporte, quedó fuera del orden del día un contrato de compensación por el que la Junta se comprometía a abonar a Granada 1,20 euros por cada pasajero del metro que hiciera trasbordo a un bus de la capital. Un acuerdo «bastante beneficioso» en concepto de indemnización por las cantidades que la ciudad invierte para que autobuses y el metro desarrollen su actividad y que, en palabras de Ruz, «bonificaría los trasbordos». No entró en el orden del día porque los grupos de la oposición pidieron su retirada.

No hay fecha tope para conseguir un pacto -primero entre los grupos del Ayuntamiento y luego en el Consorcio Metropolitano- sobre los transbordos. «No es una cuestión de que cuando entre en funcionamiento el metro tengamos los acuerdos, si hay que esperar un mes para que los ciudadanos puedan verse beneficiados por ese trasbordo gratuito, se espera», añadió la edil.

Factores técnicos

Sobre la puesta en funcionamiento del metropolitano no hay novedades. La Junta de Andalucía, consultada ayer por este periódico, insistió en que se sigue trabajando para que la eficiencia de los trayectos esté por encima del 95%. Este porcentaje del que dependen múltiples factores técnicos se alcanzará cuando el metro funcione a la perfección como para ser rentable pagar por él.

Aunque aún no hay fecha para el inicio de la explotación comercial del metro, Ruz afirmó que la capital está «preparadísima» para la llegada del nuevo transporte público. «Estamos deseando y esperando que el metro esté en funcionamiento», subrayó. Hizo referencia a la colaboración «total» entre la Junta de Andalucía y el área de Movilidad en cuestiones técnicas como la coordinación de los semáforos, uno de los problemas que ha retrasado, según esgrime la Junta, la apertura de los vagones. Ruz considera que tras el periodo de pruebas, en especial en los últimos dos meses, la ciudadanía se ha sensibilizado en lo relativo a las invasiones de vía y el respeto a los semáforos en las intersecciones con el metro.

Por parte de la Policía Local, cuando ‘abra’ el metro habrá «vigilancias periódicas por el itinerario por si hay incidencias» y se seguirá el protocolo establecido en caso de que accidentes de tráfico. Ambas medidas se unen al plan especial puesto en marcha para evitar estacionamientos indebidos sobre la plataforma.

Compartir