El plan de saneamiento prevé una subida del IBI del 4% durante tres años y amortización de plazas.

ideal.es
El gobierno municipal negociará con el resto de grupos serias medidas de contención del gasto para sanear 90 millones en diez años

Ayuntamiento Economía y Hacienda En Portada

El gobierno local de Granada ha presentado esta mañana a los grupos municipales un plan de saneamiento a diez años con los que pretende reducir los 90 millones de remanente negativo de tesorería que arrastra la ciudad.

El concejal de Economía, Baldomero Oliver, ha repasado las medidas que plantea el documento, señalando que la situación económica de la ciudad es una “herida” provocada por los años de gestión del PP que no ha conseguido cicatrizar.

El concejal ha apuntado que se hará el mayor esfuerzo en reducir gastos, aunque también se contemplan subidas en los ingresos. Así, entre las medidas propuestas destacan los 5,6 millones de euros que se prevén ingresar en 2017 gracias a la inspección de tributos. Esto supone que se recaudarán recibos por este valor de ciudadanos y entidades que no están al día del pago de sus tributos. También se contempla una subida del 4% del IBI durante los años 2018, 2019 y 2020, una cantidad similar a la que aprobó el Gobierno central para este presente ejercicio, incremento que debían aplicar los ayuntamientos en situación financiera precaria como es el de Granada.

En el plan se contempla también la amortización de 18 plazas que se quedan vacantes para el año próximo por jubilación.

Oliver ha desgranado además otras medidas para el ahorro como la revisión de los contratos municipales, la congelación de la asignación a los grupos municipales y la reducción de las horas extraordinarias de Policía Local y Bomberos.

El concejal de Economía ha reiterado que se reunirá con todos los grupos políticos y que está dispuesto a negociar con ellos todo lo que sea necesario. La aprobación de este plan de saneamiento se votará en pleno y es requisito imprescindible para “sacar al enfermo de la UCI”, señaló el edil en referencia a la economía municipal. “Ni se me pasa por la cabeza que no lleguemos a un acuerdo”, apuntó el concejal, que destacó que es el momento “de que todos los grupos asuman su responsabilidad”.

Compartir