El PSOE de la ciudad de Granada considera que la máxima prioridad municipal ha de ser la limpieza y la transparencia, tras conocerse la imputación de varios concejales del PP por el caso Serrallo.

Para Chema Rueda, “ante esta circunstancia, sobran actitudes equidistantes y aparentemente neutrales como la adoptada por algún Grupo político. Sólo vale el rechazo frontal”.

Ayuntamiento En Portada Noticias PSOE

El Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada, Chema Rueda, ante la imputación de varios concejales del anterior Gobierno municipal del PP, con motivo de la investigación que se desarrolla por el “caso Serrallo”, ha manifestado que “la máxima prioridad de la acción municipal ha de seguir siendo la transparencia y la limpieza, que la ciudadanía conozca cómo se ha gestionado el Ayuntamiento bajo el mandato del PP”.

Para Rueda, “más allá de la compleja investigación judicial, cuyo desarrollo respetamos profundamente, y del posible desenlace de la posible trama criminal, en la que continuamente aparecen nuevas pruebas, nuevas sospechas y nuevas ramificaciones”, es realmente lamentable la constatación de un hecho evidente, que las prácticas urbanísticas del PP en nuestro Ayuntamiento, además de presuntamente delictivas, fueron nefastas y perjudiciales para el conjunto de la ciudadanía”.

En este sentido, considera el Secretario general socialista, ante los débiles argumentos defensivos esgrimidos por los responsables populares, que “en estos momentos, la única actitud admisible por parte del PP es la contrición, el ser capaces de comparecer ante la opinión pública y, con humildad, reconocer errores y pedir disculpas a las granadinas y granadinos por el daño causado”.

Todo lo sucedido y todo lo que vamos sabiendo, demuestra que el camino emprendido por el nuevo gobierno municipal del PSOE, de “abrir puertas y ventanas y hacer que corra el aire” por la vida municipal, y “desterrar definitivamente la sombra de la sospecha de la gestión del ayuntamiento”, es lo que necesita la vida política granadina para recuperar la normalidad y la limpieza, así como la confianza de la gente en sus representantes municipales.

Justamente por ello, Rueda afirma que “resultan incomprensibles, además de vergonzantes, determinadas actitudes y posicionamientos equidistantes y aparentemente neutrales ante esta realidad”, como las adoptadas por algún Grupo municipal, como Ciudadanos, y que no se pueden entender, “ni siquiera a la luz de determinadas escenificaciones y estrategias irresponsables, que ahora se han convertido en agua de borrajas”. La ciudad no se merece estos comportamientos, finaliza Chema Rueda.

Compartir