El PSOE exige a Urbanismo la apertura inmediata de las calles privatizadas ilegalmente en la urbanización El Serrallo.

Los vecinos de la urbanización afectados por la situación irregular del agua “piden amparo al Ayuntamiento ante los cobros abusivos de la comunidad de propietarios que va a provocar incluso desahucios”. Cuenca insiste en que “no hay excusa que justifique tanta dejadez municipal” y da a conocer facturas de Emasagra en la que reclama 3 millones de euros a la urbanización “por vertidos de aguas a la red pública”.

Ayuntamiento Distritos En Portada Genil

Los concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Granada se han reunido con vecinos de la urbanización El Serrallo afectados por la situación de ilegalidad que padece la citada urbanización y que ha provocado que el 70% de los vecinos tengan que afrontar facturas brutales de agua que emite la Mancomunidad de Propietarios, mientras que otros, con piscinas, “pagan cantidades ridículas”. El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Paco Cuenca, recordó que esta urbanización construida hace varias décadas se encuentra en una situación “surrealista” con calles cortadas y “una falsa privacidad” a la que el área de Urbanismo “no ha sabido poner coto”, por lo que exigió al equipo de gobierno del alcalde, José Torres Hurtado, “la apertura inmediata de las calles clausuradas y privatizadas ilegalmente en la urbanización”.

Se da además la circunstancia, añadió Cuenca, que “el abastecimiento de agua de la zona se produce de manera cuanto menos irregular, ya que se obtiene de un pozo ilegal fuera del sistema de abastecimiento municipal, al margen de Emasagra. El agua está distribuida por la Mancomunidad dándose situaciones dantescas donde vecinos con grandes chalés pagan 18 euros al mes, mientras que otros, con pisos de ochenta metros, llegan a pagar casi 300 euros”. El socialista avanzó además que la propia Emasagra reclama a la urbanización “3 millones de euros por el vertido que se hace de las aguas a la red pública, unos vertidos que no están regularizados y muchos menos pagados, como hacemos el resto de granadinos”.

El concejal del PSOE resaltó que “no se entiende la dejadez municipal en este asunto, mucho más cuando, así nos consta y podemos acreditar con la documentación pertinente, la empresa municipal de Agua, EMASAGRA ha reclamado a la Urbanización El Serrallo un montante de 3 millones de euros hasta el año pasado en concepto de vertidos de aguas a la red pública”. A juicio del socialista, “algunos vecinos de esta Urbanización, ante la pasividad municipal están hurtando agua de todos los granadinos, un agua que les sale muy barata. Frente a ellos, se encuentran los otros vecinos afectados que quieren regularizar la situación y pagar a Emasagra de manera justa por su consumo de agua”.

Por su parte, Antonio Cambril, portavoz de los vecinos de la Urbanización que denuncian la situación, señaló que “el Ayuntamiento es conocedor de esta situación desde hace más de quince años y todavía no entendemos cómo no han encontrado una solución”. Cambril señaló que el abuso de unos vecinos frente a otros “es brutal y el cobro injusto del agua en el recibo comunitario está provocando a mucha gente graves deudas que puede acabar en desahucios”.

A juicio de los afectados, “es incomprensible que a día de hoy la obras de urbanización no estén recepcionadas por el Ayuntamiento, es incomprensible que tengamos que pagar el IBI por unos servicios municipales que no recibimos y es incomprensible que unos vecinos les tengamos que pagar a otros sus piscinas y sus jardines  por que así está decidido”.

Compartir