Granada se convierte en la única ciudad andaluza con transbordos gratuitos entre el Metro y los Autobuses urbanos.

La decisión del gobierno municipal supone el respaldo definitivo a la implantación de un modelo de transporte integrado y unificado en la ciudad.
Los transbordos gratuitos requieren de un nuevo sistema de validación de los billetes, previsto en 8 semanas

Ayuntamiento En Portada Movilidad

Granada ha dado un paso más en la instauración de un sistema de transporte público integrado y unificado gracias a la implantación de los trasbordos gratuitos entre el servicio del Metro y los autobuses urbanos.

El Ayuntamiento de Granada, tras el convenio alcanzado con la Junta de Andalucía por el se le concede una aportación económica extraordinaria valorada en 800.000 euros, se convierte en el único de Andalucía en destinar este compensación económica al pago de los transbordos.  

La concejala de Movilidad y Protección Ciudadana, Emprendimiento, Turismo y Comercio en el Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, tras la aprobación en Junta de Gobierno Local del acuerdo, ha explicado que el nuevo sistema de pago será efectivo en todo el término municipal de Granada mediante el uso de la tarjeta del Consorcio Metropolitano de Transportes. 

Según ha informado, el nuevo sistema de tarifas entrará en funcionamiento en un plazo estimado de 8 semanas, dado que, en palabras de Ruz Peis, “ahora es necesario llevar a cabo cambios en el modelo de validación de los billetes”. 

Tras recordar que la medida supone un paso más a la implantación de un modelo de transporte unificado e integrado frente al modelo “caótico y despilfarrador”  implantado por el anterior equipo de gobierno, Ruz ha reiterado que el transbordo gratuito sólo será efectivo cuando el billete se valide en el término municipal de Granada. 

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno y concejal de Economía y Hacienda, Personal, Contratación, Organización y Smarth City en el Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, ha destacado que “este equipo de gobierno cumple con sus compromisos con la ciudadanía”, a la vez que ha reconocido que “se trata de un convenio arduo, dado su complejidad, pero que supone el respaldo definitivo a un modelo de movilidad sostenible”.

Compartir