La auditoría de Urbanismo revisa en cinco meses el 15% de los expedientes.

granadahoy.com
La actividad continúa y desde junio se han autorizado 80 nuevos negocios o 449 cambios de titularidad, además de retomar la inspección

Ayuntamiento En Portada Urbanismo y Obras

La auditoría al área de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada iniciada en octubre por acuerdo de todos los grupos municipales para analizar los expedientes, órdenes y decretos municipales una vez destapado el caso Nazarí que afectó al exalcalde Torres Hurtado y la exconcejal Isabel Nieto, sigue su curso. Y cinco meses después se ha auditado ya el 15% de la documentación. La complejidad del asunto ha ralentizado en parte los momentos iniciales pero según el Ayuntamiento se espera que ahora, una vez formada toda la estructura y procedimiento, se avance a una velocidad mayor. Con todo, el trabajo de auditoría que llevan a cabo funcionarios de la propia área, con el visto bueno posterior de la Secretaría General del Ayuntamiento, se llevará todo el mandato, por lo tanto hasta 2019.

Según informó ayer el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Miguel Ángel Fernández Madrid, había que analizar 40 convenios y 32 decretos o interpretaciones del área de licencias y ya se han revisado una docena de cada uno. “También se están haciendo auditoría a planes parciales privados para viviendas u otros usos y que están paralizados”, dijo el concejal, que hoy informará en Comisión de Urbanismo sobre todos los asuntos de la auditoría, que en cambio no revisa los expedientes en posesión de la policía y el juzgado, como por ejemplo los que tienen que ver directamente con el caso Nazarí o el Serrallo, en los que el Ayuntamiento está personado. “La auditoría no se podía convertir en una investigación policial y judicial por lo que nos ceñimos a procesos administrativos” salvo que se viera algo que hubiera que remitir a un juzgado.

Hasta ahora como consecuencia de la auditoría se han derogados decretos o instrucciones dando seguridad jurídica a empresarios y particulares.

Pero de forma paralela a este complicado proceso, el área sigue trabajando en su día a día. “Se revisan órdenes y mientras los vecinos piden trámites, a pesar del caos que había en el área de Urbanismo con un trabajo difícil porque todo el urbanismo de la ciudad estaba en cuestión”, defendió Fernández Madrid, que detalló lo hecho desde junio hasta ahora. En este tiempo se han estudiado 80 expedientes de calificación ambiental, el 80% de ellos correspondientes a bares, de los que se han resuelto 80 peticiones; 613 declaraciones responsables (licencias automáticas); 449 cambios de titularidad de negocio; 102 peticiones de ciudadanos que quieren abrir un negocio; 332 solicitudes de obra mayor (de las que se han resuelto 220); 143 solicitudes de obra menor (con 139 resueltas); 744 actuaciones preliminares de inspección urbanística, que se ha vuelto a poner en marcha y 414 actuaciones de sanciones.

“A pesar de todo se ha hecho el trabajo y tramitado lo que pide el ciudadano. Se está funcionando y haciendo un esfuerzo por otorgar la máxima normalidad a una situación que no fue normal”, concluyó el concejal.

Compartir