La ausencia de dos ediles del PP permite aprobar las ordenanzas fiscales de la capital.

elindependientedegranada.es

IU finalmente cambia su abstención por un voto afirmativo condicionado a una modificación del callejero fiscal
La ausencia de dos ediles del PP permite aprobar las ordenanzas fiscales de la capital. Pese al voto negativo de los populares, sumado al de Vamos Granada, que habría conformado una mayoría como el propio grupo municipal del PP anticipó este jueves, ni Juan García Montero ni Fernando Egea han asistido a la sesión, lo que ha permitido sacar adelante el expediente.

Ayuntamiento Economía y Hacienda En Portada

El gobierno socialista de Granada ha logrado por sorpresa sacar adelante los impuestos y tasas municipales para el próximo año gracias a la ausencia de dos concejales del PP, lo que ha dejado en minoría al bloque que ha rechazado las ordenanzas fiscales, conformado por los concejales populares y de Vamos Granada.

A la sesión plenaria de este viernes no han asistido los concejales del PP Juan García Montero y Fernando Egea. Así, las ordenanzas fiscales, de las que se han retirado los aspectos que afectaban al IBI, han logrado finalmente 13 votos a favor, los de los 8 concejales socialistas en el gobierno, los 4 de Ciudadanos y el del edil de IU, frente a 12 en contra, los 9 del PP y 3 de Vamos Granada. El propio alcalde, Francisco Cuenca, al finalizar la sesión, ha dicho que le habían pedido que disculpara las ausencias. “Del señor García Montero por una indisposición temporal y del señor Egea, no sé si por el mismo virus”, ha ironizado.

Ciudadanos ya había anunciado su voto favorable, tras haber logrado que el gobierno local retirara las propuestas referidas al IBI -eliminar bonificaciones por domiciliación bancaria y a los vehículos de más de 25 años-. Y después de que en el pleno haya salido adelante una moción en la que se rechaza la subida del IBI. Su portavoz, Manuel Olivares, había pedido antes de la votación ‘altura de miras’ a los grupos municipales y recordado que negociar no es “imponer”.

Por su parte, el concejal de IU, Francisco Puentedura, ha votado finalmente a favor, en lugar de abstenerse, para que pudiera alcanzarse la mayoría. Para hacerlo ha arrancado el compromiso al gobierno local de que se revise el callejero fiscal antes del 30 de junio para hacerlo más progresivo.

Vamos Granada ya había anunciado su rechazo, no solo por la ‘hoja de ruta’ alternativa que había planteado en el ámbito económico, sino por la situación judicial del alcalde, investigado por su etapa en la Junta y al que había pedido que se retirara, delegando funciones en tanto que no se aclara cómo seguirá esa causa. Por ello, su portavoz, Marta Gutiérrez, ha responsabilizado del no de su grupo a los propios socialistas.

Por su parte, el PP, cuya postura ha defendido Francisco Ledesma, ha dicho que no podía respaldar la propuesta a pesar de que se le habían aceptado algunas de sus alegaciones y ha vuelto a criticar a Ciudadanos que, en sus palabras, “ha vendido barato el voto”.

El portavoz del gobierno socialista y responsable de Economía, Baldomero Oliver, ha agradecido el apoyo de los grupos que han respaldado la propuesta y ha censurado especialmente a los populares, recordándoles que han gobernado durante 13 años y dirigiéndose a Ledesma para afearle que fue él, como responsable en su día del área económica, el que pidió la subida del IBI del 10 por ciento y quien solicita ahora que se pongan en marcha medidas que no aplicó. “Suena a broma”, le ha dicho, criticando que con su posición, por “intereses partidistas”, vayan “contra los intereses de Granada”.

Compartir