La gestión urbanística del PP puede traer “graves consecuencias económicas para el Ayuntamiento”.

El concejal del PSOE, Miguel Ángel Fernández Madrid, señala que casi la totalidad de los desarrollos urbanísticos puestos en marcha por el gobierno del ex alcalde, José Torres Hurtado, “estos últimos doce años están emponzoñados y pueden suponer un lastre económico para las arcas municipales difícil de calcular en este momento”. El edil anuncia que los concejales del PSOE se personarán como acusación popular en la Operación Nazarí.

Ayuntamiento En Portada Urbanismo y Obras

El concejal del PSOE, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha advertido hoy que, a las consecuencias judiciales que se deriven de la Operación Nazarí, “habrá que sumar con toda probabilidad la repercusiones económicas que tendrá para el Ayuntamiento de Granada la gestión en materia de urbanismo del gobierno del ex alcalde, José Torres Hurtado, durante estos últimos doce años, donde la mayoría de los planes y trámites puestos en marcha están emponzoñados por una nefasta gestión que puede costar millones de euros a las arcas municipales”.

El socialista, quien adelantó que los concejales de su formación se van a personar como acusación popular en la Operación Nazarí, como ya están en el caso Serrallo, avisó que “urge poner el acento en unas consecuencias económicas que en estos momentos desconocemos y que pueden suponer un lastre para el futuro del Ayuntamiento de Granada”. Para Fernández Madrid, “la prioridad en estos momento debe ser despejar todas las dudas relativas a la gestión urbanística de la última década, por lo que se hace imprescindible comenzar con una limpieza del área de Urbanismo, así como del área de gestión de Licencias que ahora aglutina el área de Medio Ambiente”.

A juicio del edil del PSOE, “solo podremos conocer la envergadura de la situación cuando se lleve a cabo una auditoria de ambas áreas, y es el paso imprescindible a seguir si queremos sacar a Granada del mapa de la corrupción en que nos ha metido el PP”. En este sentido, el socialista recordó que, llevamos años denunciando que el urbanismo en Granada “es  un área marcada por la opacidad y el oscurantismo, un área donde no existe un atisbo de transparencia”. Para el edil, “la Operación Nazarí viene a demostrar que nuestras sospechas tendrían fundamento y, a día de hoy, y a la espera de que se levante el secreto de sumario, existen muchos asuntos, muchos expedientes, cuya tramitación nos preocupa gravemente”.

En el marco de estos desarrollos urbanísticos salpicados por la polémica, el concejal del PSOE recordó la situación del Palacio de Hielo y pidió al PP que aclare si en estos momentos “hay pendiente de pago alguna expropiación en los suelos afectados. Creo que la ciudad tiene derecho a saber si hay pendiente alguna indemnización a la UGR o a otra institución por los trámites urbanísticos desarrollados allí en  la última década”.

Fernández Madrid también se refirió “al oscurantismo que ha caracterizado al Plan Parcial N2, el extraño caso de la Urbanización del Serrallo, o las posibles indemnizaciones millonarias que pueden afectar al Ayuntamiento por la gestión del Plan Parcial Oeste 3”. También recordó el Caso Serrallo o la situación del Pabellón Mulhacén, “un infraestructura municipal concebida para el Mundial de Baloncesto que finalmente no se pudo utilizar porque no cumplía los requisitos”.

El edil del PSOE se preguntó además qué esconden los continuos cambios del PP “en cuanto a la llegada del AVE soterrado a Granada, asunto que recoge claramente el Plan General de Ordenación Urbana y que ha tenido grave consecuencias para los desarrollos urbanísticos del plan parcial Oeste1 y Oeste2”.

Para Fernández Madrid, “la gestión del PP en el Albaicín, la situación de los vecinos de La Azulejera, o el propio piso del ex alcalde y la ex edil de Urbanismo son cuestiones de suma gravedad que ponen de manifiesto que no se puede salvar ni un solo expediente puesto en marcha por el PP durante la última década”.

Por ello, el socialista recalcó que “la única salida que queda en estos momentos es abrir los cajones y la ventanas del Ayuntamiento para conocer de verdad y las consecuencias de la gestión urbanística del PP. Es una prioridad que piden los granadinos y es una prioridad para arrojar luz sobre el futuro de esta ciudad”.

Compartir