La situación del Polideportivo Antonio Prieto es el ejemplo de error que supuso dilapidar el PMD y privatizar instalaciones.

Desde el Grupo Municipal Socialista se pide al equipo de gobierno de Torres Hurtado “seriedad y responsabilidad en el control de la adjudicatarias municipales”. El concejal del PSOE, Eduardo Castillo, resalta que “no hacerlo, nos ha llevado a que las actividades del pabellón de Albaida estén en peligro, además de situar al Ayuntamiento en un situación económica muy complicada”

Ayuntamiento Economía y Hacienda En Portada Turismo y Deportes

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Eduardo Castillo, ha vuelto a pedir “seriedad y responsabilidad” al equipo de gobierno del PP en el control de las adjudicatarias que prestan servicio al Ayuntamiento para que no se repitan situaciones como la de la instalación deportiva del Pabellón Antonio Prieto. Para el socialista, “la dejadez del PP, la decisión de dilapidar el Patronato Municipal de Deportes (PMD) en 2011 y el afán por privatizar instalaciones públicas ha resultado un fiasco con consecuencias muy graves para los granadinos y para las arcas municipales”.

Castillo recordó que el gobierno de Torres Hurtado optó hace varios años por dejar en manos de una empresa privada la explotación de esta instalación deportiva. La concesionaria desembolsó dos millones de euros para la mejora de las instalaciones y se comprometió a abonar al Ayuntamiento un canon por su explotación que, en la práctica, “sólo se materializó los primeros seis meses”. El edil señaló que “ahora el PP ha recuperado la concesión de la instalación con el objetivo de volver a sacar a concurso su gestión, pero con el gran problema de que sino se consigue, las arcas municipales tendrán que asumir los dos millones de euros que gastó la empresa en la instalación”.

Al respecto, el edil del PSOE incidió en que “el tiempo nos ha dado la razón. La desaparición del PMD ha resultado un desastre y el supuesto ahorro económico en el que se escudó el PP ha sido otra de las grandes mentiras del gobierno de Torres Hurtado, que puede desencadenar  unas consecuencias económicas inasumibles para el Ayuntamiento”.

Por otro lado, Castillo resaltó que “la situación derivada del Pabellón Periodista Antonio Prieto se ha agravado por la falta de control del PP. Una dejación de funciones que se extiende a otras contratas municipales y que ha llevado a que en el pasado pleno todos los grupos políticos aprobáramos una moción para que el Gobierno Municipal ejerza un control exhaustivo en todos los contratos de explotación de servicios públicos que se conceden”.

Para Castillo, “la política de parcheo del PP que nos ha llevado a privatizar instalaciones municipales para conseguir dinero rápido y tapar agujeros, algunas de ellas muy rentables para las arcas como era el Cementerio de Granada, así como la mercantilización de los servicios públicos, mediante concesiones multimillonarias gestionadas con irresponsabilidad por parte de algunas de las empresas, nos ha llevado a una situación lamentable en la que la prestación de servicios públicos se pone en peligro”.

Compartir