Los negocios con terraza ilegal reincidentes tres veces perderán la licencia todo un año.

ideal.es
La propuesta la lanza la Concejalía de Turismo «ya que hay muchos que incumplen de forma reiterada porque les sale rentable»

Ayuntamiento En Portada

A la tercera será definitivamente la vencida, y los negocios con terrazas que se encuentren en situación ilegal e incumplan la ordenanza de ocupación de vía pública perderán la licencia del negocio durante todo un año. Esta sanción está recogida en la nueva normativa. La novedad es que ahora se va a buscar la forma de que se aplique a rajatabla, según ha confirmado la concejala Raquel Ruz.

Según la ordenanza municipal reguladora de la ocupación de vía pública con terrazas y estructuras auxiliares, en su Título V que lleva por título ‘régimen sancionador’, en su artículo 42 que refiere a las infracciones se refiere en el punto 42.2, en el que se consideran infracciones graves, «ocupar la vía pública excediéndose en el número de mesas o superficie autorizada en la licencia».

Asimismo, en el punto 42.3 se ratifica que se considera infracción muy grave «la reiteración o reincidencia en la comisión de infracciones graves en el plazo de un año. Se entenderán por tal, la comisión de dos infracciones graves en el plazo de un año. Cualquier ocupación de la vía pública que pueda provocar o dar origen a alteraciones del tráfico peatonal o rodado. Y la ocupación sin autorización».

El proceso para al regulación de la vía pública por parte de las terrazas comenzó ya hace casi un año, en noviembre de 2016. Fue entonces cuando el Ayuntamiento anuncia mano dura con las terrazas «incumplidoras». La primera fase se centró en las plazas de Bib-Rambla, Romanilla, Pescadería y Plaza Nueva y después se extendió al resto de los barrios de la ciudad de Granada.

La campaña de inspección de terrazas se mantuvo en marcha desde noviembre hasta abril, cuando se notó la regularización en algunos negocios, pero en otros no se hizo caso a las advertencias reiteradas desde el área municipal. La desobediencia no sólo motivó que la Policía siguiera en la brecha, sino que se amplió el ámbito de actuación.

A los cuatro primeros emplazamientos que el Ayuntamiento había puesto en la diana por la proliferación de terrazas -plaza Nueva, plaza Bib-Rambla, plaza de la Pescadería y Romanilla- se le sumaron la zona del Palacio de los Deportes, los Vergeles, la Chana, la Zona Norte, Doctores y el Albaicín.

Ahora, en verano, la inspección sigue en marcha y desde la concejalía se insiste en que la mayoría de los negocios cumplen con la normativa de las terrazas. «El problema es que hay muchos que incumplen de forma reiterada porque les sale rentable», argumenta la edil tras las últimas inspecciones. De ahí que se va a proponer aplicar ya a los reincidentes por tercera vez la suspensión de la licencia del negocio.

Compartir