El alcalde asusta a los emprendedores de esta ciudad por eso me llevo el mercadillo a Armilla 5053184957_53de90c19fEl concejal de PSOE, Néstor Fernández, ha comparecido en rueda de prensa junto a Isabel Montes, una de las promotoras del rastrillo de antigüedades en la capital, para poner de manifiesto las actitudes “incomprensibles” del gobierno municipal de Torres Hurtado que finalmente han provocado que dicho mercado se instale en Armilla. Montes explicó que el proyecto fue avalado en el año 2000 por el propio IMFE, que le dio el visto bueno para que sus impulsoras lo pusieran en marcha. De hecho, el rastrillo estuvo en funcionamiento durante varios años en el paseo del Violón hasta que el alcalde decidió clausurarlo sin justificación alguna.
En principio, la excusa ofrecida por el gobierno local es que no existía una ordenanza de mercadillos y había que esperar a que ésta se pusiera en marcha. “La realidad es que esta ordenanza se publicó en 2006 y este alcalde ha seguido poniendo trabas e impidiendo que yo y muchas gente más pudiéramos ganarnos el pan”, relató Montes quien añadió que durante todo este tiempo “me he encontrado un alcalde que asusta a los emprendedores y empresarios de la ciudad y que no tiene reparos en cerrar sus negocios sin justificación alguna”.
Montes recordó que todas las trabas e “injusticias” cometidas por el gobierno popular han sido puestas en conocimiento de la Fiscalía y de la Audiencia “para que Torres Hurtado, y no lo granadinos, pague de su bolsillo todos los daños y perjuicios de esta sin razón”.
Por su parte, Néstor Fernández lamentó la negligencia del equipo de gobierno popular y de su alcalde quien “es capaz de espantar y acabar con todas la propuestas creativas de emprendedores en esta ciudad. Por la decisiones de este alcalde, perdemos oportunidades de empleo y proyectos que finalmente se tienen que afincar en municipios de área Metropolitana porque desde este Ayuntamiento se ponen todos los impedimentos, con malas formas e incluso amenazas, para asustarlos y disuadirlos en sus proyectos de empresas”.
Para concluir, Montes recordó que impulsó “el mercadillo de antigüedades porque el Ayuntamiento de Granada, a través del IMFE, le dio la viabilidad al proyecto, y cual fue mi desgracia que invertí todo mi dinero para que fuera el propio Ayuntamiento quien destrozara mis ilusiones y el pan de mis hijos”.