El Ayuntamiento sustituye más de 200 zonas verdes de los barrios por cemento 14141614342_dabd881d2d_oLa concejala del PSOE, Ana Muñoz, ha denunciado hoy que el Ayuntamiento de Granada ha comenzado a sustituir más de 200 zonas verdes de los barrios de la capital por cemento. La edil se hizo eco de las quejas de vecinos del Zaidín y del Distrito Genil donde ya se ha procedido a sepultar los alcorques con cemento. Para Muñoz,  la medida del PP es “una salvajada y una aberración que degrada espacios públicos de todos los granadinos”.

La socialista apuntó que “llevamos años advirtiendo y denunciando el abandono de las zonas ajardinadas de los barrios.  Ahora, el PP justifica la decisión en el hecho de que muchos de estos puntos se han secado o perdido”.

Muñoz recordó que el Grupo Municipal Socialista elevó una pregunta al pleno de abril pidiendo explicaciones sobre el alcance de esta decisión, “explicaciones que, como viene siendo habitual, han sido exiguas. Nos dicen que se van a eliminar más de 200 puntos de estas características, 200 puntos que en lugar de albergar un seto o un pequeño jardín van a llenarse de cemento como ya podemos ver en muchas calles de Bola de Oro”.

Para la edil, “es una medida cómoda para un Ayuntamiento al que el PP ha llevado a la ruina. En el fondo, la supresión de estos puntos responden a una cuestión económica y de prioridades”. “Para el PP en el Ayuntamiento le renta mucho más electoralmente cambiar plantas de temporada varias veces al año en la Gran Vía o en la Avenida de la Constitución, aunque esto sea despilfarrar”, argumentó.

Muñoz reiteró que además “estamos frente a una decisión irresponsable medioambientalmente. Es una involución y un mal precedente que deja la puerta abierta a desmantelar todos y cada uno de los jardines de la capital”.

La edil recordó que el Ayuntamiento de Granada gasta anualmente 6 millones de euros para mantenimiento de jardines, “cifra que no se traduce en la mejora de zonas ajardinadas para los barrios, sino todo lo contrario”. Para la socialista, “lo que está pasando es consecuencia de la dejadez del PP en materia de Mantenimiento. Es el resultado de una gestión económica nefasta y de no velar para que las empresa adjudicatarias de estos contratos cumplan los pliegos de condiciones”.