EL GRUPO SOCIALISTA EN EL AYUNTAMIENTO ALERTA DEL “BRUTAL RECORTE” DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA A LAS AYUDAS PARA COMBATIR LAS ADICCIONES DESDE EL AYUNTAMIENTO DE LA CAPITAL

Avatar
  • El concejal Eduardo Castillo denuncia “el silencio cómplice” del actual equipo de gobierno de la capital que pone en peligro todo el trabajo realizado en las últimas décadas.
  • El edil muestra su preocupación ante la decisión que merma considerablemente la falta de medios de este Ayuntamiento para enfrentarse a problemas de drogadicción y otras adicciones que amenazan a la juventud granadina, con especial incidencia en el asunto del juego en nuestros barrios.

Eduardo Castillo, concejal socialista responsable, entre otros asuntos, de los relacionados con las políticas de Juventud, ha alertado esta mañana, en una comparecencia ante los medios de comunicación, del “brutal recorte que la Junta de Andalucía ha dado a las ayudas que tradicionalmente ha recibido este Ayuntamiento en materia de ayuda para prevenir la drogadicción y las adicciones. En concreto, el tajo ha sido el máximo que permite la ley, un 70%, pasando de 34.079,60 a 11.967 euros. El trifachito andaluz le quita a nuestro Ayuntamiento 22.112 euros que son fundametales. Y lo peor es que nuestro gobierno, que solo está ahora mismo en el reparto de sillones, en buscar dinero para el sueldo de sus siete tenencias de alcaldía, los 100.000 euros para el staff del vicealcalde, y el millón para privatizar la vigilancia de edificios públicos municipales, guarda un pavoroso y cómplice silencio antes este atropello”.

Castillo ha informado de que “según el expediente que se llevó y aprobó en la última Junta de Gobierno Local, la ayuda que recibe el Ayuntamiento y que ha gestionado Proyecto Hombre hasta la fecha, se usará para la contratación de un técnico, aunque no dice ni cómo ni cuándo se producirá su incorporación. Mucho nos tememos que todo esto es una excusa porque se me hace muy dificil imaginar cómo podrá trabajar esa persona con un recorte de un 70% y algo más de 11.000 euros para acciones preventivas en una ciudad como Granada, donde la juventud cuenta con un peso tan importante”

El concejal se ha preguntado “¿dónde está Luis Salvador reclamándole a la Junta de Andalucía que no recorte en algo tan importante como la prevención de las adicciones entre la juventud granadina? ¿Para qué quería, según sus palabras, “replicar el modelo andaluz en el Ayuntamiento de Granada”? ¿Para ser cómplice de los recortes manteniendo silencio mientras se recorta en políticas de prevención o, como denunciamos la semana pasada, se cierran centros de salud en nuestros barrios? Lo que parece incuestionable es que sí, el Gobierno de la Vergüenza de Granada estáa replicando el modelo del trifachito andaluz, el basado en recortes a los serviciós esenciales de nuestro territorio, desmontando la capacidad de los ayuntamientos en la prestación de servicios básicos”.

Castillo ha mostrado su preocupación al afirmar que “Granada fue durante años la ciudad del botellón y del botellódromo. La ciudad que durante diez años de gobierno del Partido Popular mantuvo un espacio infame, alienante para los jóvenes. Un espacio en el que se producían intoxicaciones etílicas fin de semana tras fin de semana, y en el que menores de edad bebían alcohol de manera descontrolada… Un espacio en el que miles de jóvenes se iniciaron en hábitos tóxicos sin ningún control. Como sociedad no podemos bajar la guardia ante las drogas, y un recorte como este no puede traer nada bueno. Y no solo este asunto afecta a las drogas, sino que otro tipo de adicciones parece que pueden pasar desapercibidas para este Ayuntamiento. Nos referimos al problema del juego, que tiene un impacto tremendo entre nuestra juventud. En nuestro país, según datos oficiales, ya hay un millón de personas que, habitualmente juegan online. Predominan los jóvenes de entre 18 y 35 años aunque la mayoría se inician en el juego siendo menores de edad.

El responsable socialista ha afirmado que “Luis Salvador y su no-vicealcalde, Sebastián Pérez, tienen tres posibilidades ante el recorte autonómico del gobierno andaluz, del mismo color que el de Granada: o le reclaman a la Junta de Andalucía que aumente la partida; o compensan con recursos municipales el recorte; o hacen lo que están haciendo: un silencio cómplice ante los recortes en este caso sobre algo tan importante como es la prevención de las adicciones entre los jóvenes. A estas alturas nadie puede negar que el de Granada, es un gobierno débil, en crisis y que tiene paralziada a la ciudad”.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.