El Plan de Trabajo 2009, aprobado por unanimidad 3398482370_691853cbfbLa Ejecutiva Municipal del PSOE de Granada centrará este año su línea de trabajo en los barrios, donde han detectado un movimiento reivindicativo y de demanda ciudadana frente a las actuaciones del equipo de gobierno, del PP. Esta línea de trabajo quedó patente en la asamblea de los socialistas granadinos que aprobaron por unanimidad el Plan de Trabajo para 2009 presentado por la nueva ejecutiva del partido.

Se trata de promover una “revolución cívica en los barrios”, argumentó el secretario de la Comisión Ejecutiva Local del PSOE de Granada, José María Rueda, que presidió la asamblea. Según Rueda, es en los barrios donde “más quejas” se están registrando contra el gobierno municipal y donde “más esperanzas” se están depositando en el PSOE.

Como ejemplo de ese movimiento reivindicativo recordó las protestas relacionadas con el parque de Bola de Oro, en el distrito Genil, las de los vecinos del Zaidín por el Metro o las relativas a los problemas de convivencia en la Chana, entre otras.

En la pretensión del PSOE de centrar su línea de actuación en los barrios se enmarca su decisión de ampliar su presencia en todos los distritos de la capital con la apertura de nuevas sedes en la Chana y el Zaidín.

El secretario local del PSOE precisó que aprovecharán los contactos vecinales mantenidos en los últimos meses para celebrar “una gran asamblea ciudadana en la que se le dará la voz a los barrios”. Será el próximo mes de junio, coincidiendo con los dos años del mandato municipal y con el debate sobre el estado de la ciudad.

Rueda contrapuso la apuesta del PSOE por “la transparencia en la vida pública” a la actitud del equipo de gobierno, del PP, al que ha acusado de preferir “la opacidad y el oscurantismo”.

Como ejemplo de ello, insistió en el hecho de que el PP rechazara crear una comisión de investigación sobre la adjudicación del expositor con el que Granada acudió a Fitur en 2005, y que en el pleno del pasado viernes retirara la moción para investigar la contratación como profesor en un instituto del hijo de la portavoz socialista, Carmen García Raya, que el grupo del PSOE quería apoyar como ejemplo de transparencia.