El PSOE condena que la derecha prime los intereses de la Rober y ceda en la adquisición de modelos diésel que no quieren en otras ciudades

Avatar

Los socialistas critican que PP y CS hayan cedido, en menos de un mes, a las pretensiones de la empresa y acepten una renovación de la flota con modelos diésel, frente a los menos contaminantes de Gas Licuado que se están implantando en la mayoría de ciudades españolas

La edil del PSOE da a conocer que el expediente aprobado en Junta de Gobierno Local para la adquisición de 39 vehículos incluye informes en contra de los funcionarios

La viceportavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz, ha mostrado su preocupación por la decisión del equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos de ceder a las pretensiones de la Rober “por encima de los intereses de los granadinos y usuarios del trasporte público”, y ha lamentado que “el gobierno de la derecha haya aceptado la llegada a Granada de nuevos autobuses que no se adaptan a las necesidades del servicio y que tienen informes de los funcionarios en contra”.

La socialista ha reprochado al equipo de gobierno que haya aceptado la propuesta de la Rober, “que nosotros rechazamos, simplemente para hacerse una foto en septiembre con dos autobuses pequeños, que no vienen a resolver las necesidades de Granada, y con la promesa de otros, que llegarán en 2020, que serán diésel, modelos muy por debajo de las necesidades reales del servicio, con una tecnología obsoleta, que no quiere ninguna ciudad, que están en los almacenes de los fabricantes, y que ahora nos vamos a comer los granadinos”.

Respecto a los dos híbridos que llegarán en septiembre, la edil ha detallado que “se trata de modelos antiguos, que tan solo suponen un ahorro del 8,5% de combustible, además de ser de 10,6 metros, con dos puertas, frente a los de 18 metros que aconsejan los técnicos municipales”. En este sentido, ha aseverado que los vehículos que deberían llegar a Granada son los de Gas Licuado, que son los menos contaminantes y por los que esta apostando la EMT y el resto de grandes concesionarias del transporte.

La socialista ha recordado además que como responsable del área no accedió a las pretensiones de la Rober “porque no eran buenas para Granada y porque los informe de los funcionarios eran contrarios. Ahora, PP y CS hacen oídos sordos a esos informes y tendremos nuevos autobuses, pero modelos diésel y no híbridos que es lo que se está implantando en la mayoría de ciudades españolas”.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.