EL PSOE DE LA CAPITAL SEÑALA A SEBASTIÁN PÉREZ COMO EL HILO CONDUCTOR DE TODA LA TRAMA CORRUPTA EN EL URBANISMO DE GRANADA DURANTE EL GOBIERNO DEL PP

Avatar

Las informaciones que se empiezan a conocer sobre el edificio Progreso y el Pabellón Mulhacén, exigen que el Presidente de los Populares dé, de una vez por todas, explicaciones sobre su presunta implicación en unos asuntos que ya salpican a la sede de su formación, en el barrio del Zaidín.

El portavoz del PSOE de la capital, José María Corpas, ha denunciado lo que, a su juicio “es el enésimo capítulo del culebrón, que el PP de Sebastián Pérez lleva protagonizando desde hace años con la corrupción urbanística como telón de fondo”. Corpas ha lamentado que, “desde el mes de abril de 2016, el PP haya sido incapaz de separar su imagen de la corrupción, que tuvo su culmen cuando Torres Hurtado salió del Ayuntamiento de Granada, situando a nuestra ciudad en el mapa de los casos de corrupción más importantes de toda España”.
El portavoz socialista ha manifestado que “cada noticia que sabemos agrava aún más la situación de un Partido Popular que es rehén de sus propias políticas y de los favores que, presuntamente y con fines nada claros, realizaron a determinados promotores urbanísticos, ahora compañeros de banquillo en los procesos judiciales abiertos por las operaciones Serrallo y Nazarí”. Para Corpas, “todos los caminos de la corrupción urbanística en Granada señalan en la misma dirección, Sebastián Pérez, quien sigue guardando silencio siendo el referente del periodo más oscuro de la política local granadina”.
El portavoz del PSOE, ha afirmado que “llama mucho la atención que, mientras miles de familias de Granada vivían asfixiadas por la crisis económica, crisis que arrebató la vivienda a tantas personas, el Partido Popular inauguraba una sede de lujo en un edificio, el denominado como ‘Progreso’, situado en la calle Andrés Segovia del Zaidín, que ya está señalado por la Justicia por presuntas irregularidades cometidas por los promotores que, durante años, al parecer, tuvieron barra libre en la ciudad con el PP controlando el Ayuntamiento de Granada”.
En opinión de Corpas, “la información conocida sobre el edificio ‘Progreso’, estrecha el cerco aún más sobre Pérez, quien parece imposible que desconociera toda la supuesta cadena de favores que se produjo para legalizar el espacio que hoy es la sede de los populares, y que está siendo investigada por el Juzgado. A estas alturas, parece evidente el método de trabajo establecido presuntamente por Pérez y los suyos durante el gobierno popular en Granada. No importaban los escollos, tampoco los informes técnicos que aconsejaban tomar otros caminos. Si el PP pretendía que algo se hiciese, no había parapeto jurídico que lo impidiese, como también sucedió con el pabellón Mulhacén, donde Antonio Granados, ex concejal de Deportes y hombre de confianza de Sebastián Pérez, también se ha visto salpicado por el nuevo lío urbanístico que acorrala a un PP que, durante un año necesitó de Ciudadanos para mantener su estructura corrupta”.
Para finalizar, el portavoz del PSOE ha lamentado “el terrible silencio del PP en este caso. Cada día en el que Pérez no da explicaciones, el estado de alarma sobre la corrupción del PP se hace más grave, mientras Pérez está cercado por unas investigaciones en las que él parece ser el nexo que une todas las tramas urbanísticas de la gestión de su partido en el Ayuntamiento”.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.