El PSOE demanda una línea de autobús que conecte los distritos Genil y Zaidín 3099478213_5859087eec_oLa concejala socialista Ana Muñoz se ha hecho eco de las demandas de los vecinos del distrito Genil, respecto a la creación de una línea de autobús que conecte su distrito con el barrio del Zaidín. La edil precisó que “estos dos distritos comparten gran cantidad de servicios, como el centro de salud, el centro de especialidades, la oficina del SAE, o la oficina de referencia de la Tesorería de la Seguridad Social, todos ubicados en el barrio del Zaidín”.

En su declaración, detalló que muchos vecinos del distrito Genil se tienen que trasladar a diario hasta el Zaidín para utilizar estos servicios. “La lamentable realidad es que ante la inexistencia de transporte público directo, los vecinos tienen que utilizar sus coches particulares, lo que no ayuda en nada a la mejora del tráfico rodado”, añadió.

Para Muñoz, dar respuesta a esta reivindicación es algo más que posible, “tan sólo hay que modificar la ruta de algunas de las líneas ya existentes y se solucionaría el problema de movilidad que tienen vecinos de barrios tan poblados como Cervantes o Carretera de la Sierra”. Para la edil, si el equipo de gobierno del PP abriera una ruta entre ambos núcleos de la capital se estaría fomentando el transporte público, “pero ya sabemos que una cosa es predicar y otra dar trigo”.

Por todo ello, desde el Grupo Municipal Socialista se ha exigido al alcalde que “tenga un gesto y deje claro que en los autobuses de Granada el Ayuntamiento tiene algo que ver y que no estamos a merced de una empresa”. Muñoz quiso también poner de manifiesto el malestar de los vecinos, ya que después de plantear el tema en varias juntas municipales de distrito, la respuesta del gobierno local ha sido remitir a la web de transportes Rober para conocer los trasbordos que los usuarios deber hacer y, en ningún caso, barajar la posibilidad de implantar la línea requerida.

En este sentido, la responsable de barrios del PSOE apuntó que “hay que ofrecer un servicio de transporte público colectivo de calidad y mejorar el acceso al mismo. No sólo hay que estar pendiente de la rentabilidad económica de los autobuses. La ciudadanía se lo agradecería infinitamente si realmente se trabaja en este sentido”.

Para concluir, Muñoz recordó que el contrato con la empresa Rober termina en 2010, fecha en que se revisará, momento que debería aprovechar el alcalde para subsanar “estas graves deficiencias que tiene el transporte público de la capital”.