El Secretario general del PSOE de Granada, José María Rueda, ha denunciado el ejercicio de alarmismo, desinformación y manipulación que realizan los dirigentes del PP de Granada, con el alcalde, José Torres Hurtado, y Sebastián Pérez, a la futura Ley del Agua andaluza y su posible repercusión en el precio de este bien básico.

Para el dirigente socialista resulta “inadmisible” que quien está cobrando a la ciudadanía el canon de sequía en el recibo del agua, pese a las recientes lluvias, se dé golpes de pecho ante la llegada de una nueva normativa, a la que estamos obligados por las directivas europeas, que aún no es definitiva, y que en cualquier caso, contemplará una serie de inversiones en infraestructuras necesarias para que “en nuestra Comunidad se complete el llamado ciclo integral del agua (suministro, abastecimiento y evacuación de agua) y se garantice la prestación de este servicio”.

Rueda precisó que este nuevo intento de manipulación burda de Sebastián Pérez y del alcalde es sólo una cortina de humo para desviar el debate que interesa a la gente, y que no es otro que el abusivo cobro del canon de sequía que Emasagra sigue cobrando “pese a los reiterados llamamientos del PSOE a que sea suprimido a la luz de las precipitaciones que se han producido últimamente”. Para el secretario del PSOE, la negativa del PP a la supresión de este canon, “si que es una noticia digna de movilizar a la ciudadanía en contra de sus dirigentes municipales, que siguen apoyando este cobro”.

Igualmente, Rueda ha insistido en la última denuncia efectuada por la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Carmen García Raya, relativa al cobro reiterado de la tasa de basura a diversas comunidades de vecinos granadinas, que se recoge en el recibo de Emasagra, y que el gobierno municipal del PP no está dispuesto a reintegrar.

“Mal ejemplo el que ofrece el gobierno municipal a la ciudadanía con estos abusos desmesurados que solo pretenden hacer caja a costa del bolsillo de los granadinos”, señaló Rueda, quien reprochó a los dirigentes del PP “intentar hacer olvidar a la gente esta actitud injusta con cortinas de humo para tapar su nefasta gestión y su afán recaudatorio”.