EL PSOE ELEVA UN RUEGO AL PLENO PARA SUPRIMIR LAS TASAS DE SELECTIVIDAD A LAS FAMILIAS MÁS AFECTADAS POR LA PANDEMIA CALVO-EN-RUEDA-DE-PRENSA-1-scaled

CALVO EN RUEDA DE PRENSA

El concejal del PSOE, Jacobo Calvo, reclama a la corporación que se sume a la petición de los socialistas para que el gobierno Andaluz condone y bonifique las tasas del examen para aquellos alumnos cuyas familias lo están pasando mal económicamente a causa de la pandemia. Para el socialista, “se trata de un gesto importante que la administración tiene la obligación de hacer para que ningún granadinos se vea perjudicado por la situación”.

El concejal del PSOE, Jacobo Calvo, ha elevado una iniciativa al pleno de este mes para que el Ayuntamiento de Granada inste a la Junta de Andalucía a suprimir la tasas de la selectividad para las familias más afectadas por la crisis que ha provocado la pandemia en este último año. Así, el socialista en su escrito al pleno afirma que los efectos de la pandemia están incidiendo fundamentalmente en las familias más vulnerables que son las que se han visto más afectadas económica y laboralmente. “Con los datos que se disponen actualmente, la pandemia ha tenido efectos muy adversos en las familias cuyos ingresos están en las franjas medio-baja e ingresos bajos. Esto ha supuesto un claro aumento de la brecha social, provocando una crecida en el porcentaje de personas en riesgo de pobreza o exclusión socia, por lo que se hace imprescindible que desde el Ayuntamiento de Granada se le eche una mano, como ya han hecho otros ayuntamientos”, ha insistido el edil.

Así, Calvo ha resaltado que la educación es la herramienta principal para romper la brecha social y neutralizar los efectos más negativos del impacto económico y social de esta pandemia. Al respecto, ha recordado que “el próximo mes tendrán lugar las pruebas de acceso a la universidad (EVAU), antigua selectividad. La nueva situación económica de muchas familias granadinas puede significar una dificultad para el pago de las tasas. En la actualidad son las víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo, sus cónyuges e hijos y alumnado con discapacidad las que tienen algún tipo de bonificación. Quienes pertenecen a familias vulnerables o en exclusión social, por tanto, no tienen posibilidad de beneficiarse de ninguna ayuda, ya que no se consideran tasas académicas, que son las que cubren las becas, sino administrativas”.

Por este motivo, Calvo quiere que el Ayuntamiento vaya un poco más allá y contribuya con medidas urgentes con el objetivo de reducir desigualdades y recuperar los derechos sociales perdidos desde el inicio de la pandemia. “El propio Defensor del Pueblo Andaluz ya ha advertido cómo la pandemia ha agravado la desigualdad. Un ejemplo de esto lo estamos viendo en el ámbito educativo. El cierre de los colegios y los institutos, y la semipresencialidad, han contribuido a dejar descolgado al alumnado de las familias con menos recursos, a pesar del esfuerzo de los profesionales, de ahí que queramos que la corporación granadina se haga cargo de las tasas y evitar que haya nuevos excluidos. Las tasas no pueden ser una dificultad para acceder a la universidad”, ha concluido Calvo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.