El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Paco Cuenca, ha reclamado al equipo de Gobierno de la ciudad “máxima transparencia en la gestión de la tercera fase de la rehabilitación del barrio de Santa Adela, en el Zaidín”. El edil socialista ha hecho estas declaraciones al valorar la declaración institucional que la concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, ha propuesto para su aprobación durante el pleno extraordinario que se celebrará el próximo lunes, 27 de julio.

Cuenca, que ha explicado que su grupo votará a favor “por responsabilidad con los vecinos, a los que hemos acompañado durante estos 4 años en los que Isabel Nieto y Torres Hurtado los han ninguneado”, ha explicado que ese voto no exime de hacer públicas algunas de las dudas que el texto de la moción han levantado en las filas del PSOE y que exige a los responsables de Urbanismo del Consistorio “una respuesta inmediata sobre las mismas, pero no porque lo pidamos los concejales del grupo socialista, sino porque lo exigen los vecinos de Santa Adela, cansados de tanto mareo y tanta media verdad”.

En ese sentido, el concejal ha mostrado su inquietud al exponer que “en este momento no conocemos el proyecto arquitectónico municipal sobre la tercera fase de Santa Adela; no conocemos si el Partido Popular ha remitido al Gobierno central y a la Junta de Andalucía toda la información al respecto. Y esto pasa por no ser transparentes en la gestión, por andar siempre con cortinas de humo que lo único que hacen es levantar sospechas. Si el PP quiere consenso sobre Santa Adela, lo tendrá, pero no será gratis. Nuestro consenso vale información, la información que exigen las familias afectadas de Santa Adela”.

Así, Cuenca ha señalado que “tras estudiarnos el convenio de colaboración del Plan Estatal de la Vivienda, vemos que se consignan unas ayudas de 30.000 euros por vivienda en el marco del Programa de Fomento de la Regeneración Urbana. Si aceptamos como válida la información facilitada por la señora Nieto, en la que se nos dice que se van a demoler 76 viviendas, la subvención pública del Estado para Santa Adela deberá ser de algo más de 2 millones de euros. Entonces, ¿por qué el PP pide al Ministerio 5 millones? ¿De dónde sale esa cifra? ¿Quién podrá el resto del dinero que falta? Como ven, se trata de aspectos oscuros que nos causan cierto nerviosismo”. Además, el edil ha recalcado que “no podemos olvidar los aprovechamientos urbanísticos que se van a generar con la construcción de 52 viviendas nuevas y libres, ¿qué hará el equipo de Gobierno con ellos? ¿A cuánto ascienden? Porque no creemos que el PP pretenda hacer un pelotazo urbanístico en Santa Adela, a la vieja usanza, y hacer negocio con el barrio”.

El lmáximo responsable del PSOE municipal ha criticado que “el PP se haya cargado EMUVYSSA, la empresa de vivienda pública que ahora debería ser el organismo público que tendría que gestionar y coordinar los trabajos de Santa Adela, tal y como exige la normativa. Pero el PP prefirió dar carpetazo a un instrumento que cumplía una labor social fundamental, tal y como hizo con el IMFE. En este sentido, también nos preocupa, señaló el portavoz, que en la moción presentada por la señora Nieto no se haga mención alguna al necesario y obligatorio plan social que debe llevar pareja la rehabilitación de vivienda en Santa Adela. No sólo se trata de construir pisos sino de mejorar la calidad de vida de unas personas en una situación complicada y que demandan una planificación concreta de los servicios sociales municipales, si es que de verdad el Ayuntamiento quiere llevar a cabo un auténtico Plan Integral”.

Para finalizar, el socialista hizo mucho hincapié en la necesidad de que todas las administraciones se impliquen en Santa Adela, “cada una debe aportar lo que le corresponda en la medida de sus posibilidades, con el liderazgo leal del Ayuntamiento, con una presencia en las reuniones de la Plataforma que hasta ahora no se ha producido, y con una lealtad que también se le debe exigir a los demás. Por eso, no es de recibo que la Junta de Andalucía tarde 6 meses o más en responder los requerimientos que se le puedan hacer llegar desde el Ayuntamiento. Así que seriedad, rigor y compromiso es lo que tenemos que exigir a todas las partes”.