El PSOE exige al Torres Hurtado responsabilidades ante las deficiencias del transporte público 3254558049_9bc88e9382El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada ha pedido al alcalde, José Torres Hurtado, que ejerza como tal y exija a la Rober la mejora del servicio. El concejal responsable de Mobilidad del PSOE, José María Rueda, ha puesto de manifiesto la preocupación ciudadana que existe en la capital antes las deficiencias del servicio de transportes “que como queda constatado todos los días no está garantizado”.

El edil socialista precisó que estas denuncias de los usuarios en los retrasos y en la reducción de las líneas se incrementan, más si cabe, con la huelga convocada por los trabajadores de la empresa.

Apuntó que es el alcalde, “votado por todos los ciudadanos”, el que debe de dar la cara y el que tiene que velar por la prestación adecuada del servicio. “Al igual que cada vez que se renueva la flota Torres Hurtado no tiene problema en ser el primero en hacerse la foto, tiene la obligación ahora y siempre de dar la cara y responder a los problemas que denuncian los ciudadanos en relación con el servicio de los autobuses”.

Rueda matizó que el alcalde es responsable máximo de que se eliminen líneas, que se recorten los recorridos o que los ciudadanos viajen en vehículos antiguos. “Torres Hurtado debe dar la cara cuando los granadinos sufren trastornos en su vida diaria, llegan tarde o tengan que variar sus hábitos cotidianos. Las deficiencias existen, como ya reconoció en su día el portavoz del PP, Juan Antonio Mérida, y ya es hora de que los populares den soluciones y respondan demandas”, precisó.

En vez de solucionar estos problemas cotidianos de los ciudadanos, añadió el concejal socialista, “este alcalde se ha prestado a apoyar una subida de los billetes de autobús que han dado como resultado que las tarifas de Granada sean las más caras de Andalucía“.

Según el edil, los datos son rotundos “se ha reducido el número de vehículos en las líneas 5, 8, 3, 4, y 9. Por otro lado, los kilómetros recorridos en 2008 por los que cobra la Rober se han efectuado con menos coches, por lo que los beneficios para la empresa son mayores”.

Rueda recordó que en 2010 finaliza el contrato con la Rober. En este sentido, apuntó que hay que proceder a una nueva negociación porque con la llegada del metro el panorama del transporte público en la capital va a variar. El socialista manifestó la necesidad de que el Ayuntamiento y el equipo de gobierno del PP vaya pensando en la modificación de las líneas y en el nuevo entramado que se producirá como consecuencia de la llegada del metro”. “El alcalde tiene que dejarse de tantos viajes, tantas excursiones y estudios y ejercer la responsabilidad y las obligaciones derivadas de su cargo. El tiempo se echa encima y hay que diseñar un nuevo plan de movilidad en la capital que tendrá que plasmarse en el nuevo acuerdo con la Rober, un proceso que, de momento, parece no importar a los populares”, concluyó.