El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada ha presentado 16 alegaciones a las ordenanzas fiscales 2009 cuyo objetivo principal no es otro que complementar el documento elaborado por el gobierno popular para que se adapte a la coyuntura económica de los granadinos. La portavoz del PSOE, Carmen García Raya, y la concejala socialista, María Jesús González, han hecho públicas sus propuestas de mejora pensadas para que desde el Consistorio se favorezca y facilite el pago de impuestos.

García Raya detalló que el PSOE ha aportado a los populares 16 alegaciones que en la mayoría de los casos hacen referencia a omisiones que se han encontrado en el proyecto, por lo que solicita su inclusión. En este sentido, destacó que las modificaciones propuestas contribuirán, además de facilitar el pago, a favorecer la actividad económica de la capital, premiar la creación de empleo y aliviar la carga contributiva de los ciudadanos.

Según los socialistas, este alivio de la carga se tiene que ejecutar de forma efectiva y significativa “modulándola en función de la capacidad del contribuyente”. Entre las propuestas del PSOE se encuentra también alegaciones dirigidas a que se impulsen inversiones que tienen como finalidad la protección ambiental y la disminución del consumo energético.

En referencia a la mejora del pago de los tributos municipales a través del fraccionamiento, la propuesta de los socialistas incluye que se reduzca el importe mínimo de deuda –de 300 actuales a 150 euros- para solicitar el fraccionamiento, sin necesidad de que se tenga que aportar un informe de los servicios sociales. También se indica que el abono se realice de 2 a 6 veces, con un importe mínimo de 25 euros con la condición de la domiciliación bancaria.

Otro de los grandes bloques presentados por los socialistas hace referencia a la ordenanza que regula el impuesto de actividades económicas. Al respecto, García Raya destacó que las alegaciones van encaminadas a que se incremente la bonificación por la creación de empleo y ahorro energético hasta el 50%, máximo permitido por la Ley Reguladora de Haciendas Locales.

Los socialistas proponen como novedad añadir una nueva bonificación para las empresas que establezcan un plan de transporte para sus trabajadores, que fomente el uso del transporte público “y por lo tanto propiciando la mejora del tráfico en la capital”.

Respecto al supuesto IBI social propuesto por el gobierno del PP, el PSOE alega sobre la necesidad de convertirlo “en algo más que una declaración de intenciones”. Para García Raya, la propuesta de premiar con un 5% a los menos favorecidos no es suficiente, por lo que propuso que se incremente un 50% “para que de verdad se pueda notar en el bolsillo de los ciudadanos”. También se propone desde las filas socialistas que se aumente de un 75% a un 90% las bonificaciones por favorecer las condiciones de acceso y habitabilidad de los discapacitados.

El proyecto presentado por el PSOE es, a juicio de la concejala María Jesús González, un documento que propone medidas que favorezcan la actividad económica y que no castiguen a las empresas. González recordó que “en septiembre criticamos las ordenanzas presentadas por el PP porque consideramos que no las utilizan como instrumento para hacer política económica, ahora les proponemos la solución. En definitiva, los populares tienen el deber de gobernar pensando en los ciudadanos y en la economía de la ciudad y no sólo asumir los impuestos como medida para engrosar las arcas municipales”.