La plataforma contra la venta del patrimonio histórico organiza un abrazo a la Casa Agreda 3110279048_a89fcc2a5e_oRepresentantes de la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín, Mujeres por Granada, Ciudadanos por Granada, Asociación Cultural Fernando de los Ríos, Asociación Granadina de Artesanos, Víctor Ullate, Partido de la Ciudadanía, AAVV Cerrillo de Maracena, Federación Provincial A.A.M.M. María Lejarra, Asociación Cultural La Hoguera, Asociación de Mujeres Zaidín-Acción, Colectivo Independiente de Mujeres, así como representantes del PSOE e Izquierda Unida participaron el pasado sábado en un abrazo a la Casa Agreda con la intención de que el equipo de gobierno dé marcha atrás y paralice la enajenación de los tres edificios que tiene puestos a la venta.

La iniciativa se suma a las recogidas de firmas que se han sucedido a lo largo de los últimos meses, en la que ya han participado más de cinco mil granadinos. En este sentido, la portavoz del grupo municipal socialista en el Consistorio, Carmen García Raya, anunció que los concursos para la venta de la propia Casa Agreda y de la Casa de San Matías han quedado desiertos ante la falta de ofertas, por lo que instó al alcalde, José Torres Hurtado, a que renuncie a la venta “porque como ha quedado demostrado no es el mejor momento económico”. Al respecto, la máxima responsable del PSOE municipal recordó al equipo de gobierno que dispone de 42 millones de euros aportados por el Gobierno Central de Zapatero que se pueden destinar para la rehabilitación de estos inmuebles “para ponerlos en valor para uso y disfrute de los granadinos”.

Por su parte, Remedios Murillo, portavoz de la plataforma y presidenta de Ciudadanos por Granada y Mujeres por Granada, invitó a todos los ciudadanos a que se unan a la iniciativa y participen en el abrazo del sábado. Además, matizó como su colectivo se siente engañado por el concejal de Patrimonio del PP, Juan García Montero, ya que “participó en un debate ciudadano sobre la venta del patrimonio, cuando ese mismo día había aprobado los pliegos de condiciones para la enajenación de la Casa Agreda”. Al respecto, Murillo denunció “la codicia del gobierno del PP, que no cumple con los compromisos adquiridos, y sólo quiere generar dinero a través de la venta del patrimonio, lo que provocará la ruina de la capital”.

La portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Lola Ruiz, recordó la nefasta situación en que se encuentra el patrimonio de la ciudad “arruinado y cerrado” y lamentó que la política cultural y turística de los populares sea “clausurar los edificios emblemáticos y venderlos a terceros”. En este sentido, recordó que los populares han impedido que la Plataforma pueda acceder a la Casa Agrega para comprobar su estado y mostrarlo a los medios de comunicación.

Por su parte, Lola Boloix, de la asociación de vecinos del Bajo Albaicín, matizó el abandono que sufre el barrio, patrimonio de la humanidad, carente de una oferta museística, que se podría paliar con la apertura en la Casa Agreda como museo de la ciudad. Boloix lamentó también la política cultural y turística de los populares, que “ofrecen como única opción del Albaicín la visita a los bares obviando cualquier tipo de acción cultural”.