La Plaza Obrero Castro López una ratonera para los vecinos 3464459009_7bf9602286Los vecinos de la plaza Obrero Castro López, situada en el barrio del Zaidín, en la zona Comandante Valdés, han trasmitido sus críticas, en la visita que habitualmente realiza el grupo municipal socialista a los barrios, por el abandono que sufren por parte del Ayuntamiento ya que su zona es “una auténtica ratonera”. La plaza está rodeada de una serie de bloques de edificios a los que los servicios de urgencias y emergencias como los bomberos o las ambulancias no pueden llegar porque los hitos de las aceras que cercan dicha plaza impiden la salida y la entrada de vehículos de socorro. “Los vecinos se sienten atrapados“afirma García Raya que insiste en que “el problema es grave porque la mayoría de la gente que vive aquí tiene una edad avanzada y necesitan, ante algún accidente, ser atendidos con rapidez”.

La edil socialista se ha referido, también, a la habitual falta de limpieza de este espacio, con pintadas en las paredes, el cableado por fuera, el problema del excesivo número de palomas que está deteriorando las fachadas de los edificios y la escasez de iluminación. Además, la propia estructura de esta plaza es muy propicia para que se hagan concentraciones de gente que bebe en la calle con las molestias que esto supone para el descanso del vecindario y se intuye cierto mercado de venta de droga que genera una situación de inseguridad importante. “Los vecinos nos han pedido que alcemos la voz y le exijamos al Alcalde que ponga la plaza Obrero Castro López en su agenda política y para que se convierta en un entorno apacible y que se pueda habitar y disfrutar”

Por otra parte, García Raya ha censurado al alcalde de la ciudad porque, en su opinión, la priorización que ha hecho de las obras a cargo de los Fondos de Inversión Local promovidas por el Gobierno de Zapatero “no son ni las más justas, ni las que garantizan un equilibrio territorial en los distintos distritos de la ciudad”. “El Alcalde ha preferido gastarse cerca de cuatro millones de euros en arreglar el Paseo del Salón y poner un puente de cristal en las Titas que atender los barrios como la zona de Comandantes Valdés donde también viven granadinos y granadinas”. Por ultimo, la portavoz ha reclamado al alcalde que “no pierda el tiempo en ir a visitar las obras financiadas por otras administraciones y ya puestas en marcha y que vaya a hablar con los vecinos para explicarle que no tiene dinero para hacer las obras en los barrios a las que se comprometió y que ha planteado otras prioridades que hacen que la ciudad esté cada vez más desequilibrada”.