Uno de los barrios más importantes de la capital puede quedarse sin Junta Municipal de Distrito. Más bien, sin vecinos que acudan a esas juntas mensuales. Parte de las asociaciones que la componen han decidido desmarcarse y crear una especie de junta paralela, una asamblea ciudadana para tratar los problemas del barrio y hacerle llegar al alcalde todas sus peticiones “sin censuras, ni problemas”. Las disputas dentro de la Junta Municipal de Distrito del Zaidín no son nuevas. Las asociaciones y vecinos que están en su seno han mostrado en varias ocasiones la gran disparidad de criterios y la falta de consenso que hay en el órgano. Incluso, hace unos meses varias asociaciones, entre ellas, Zaidín Vergeles, Campus y la Red de Mujeres abandonaron la celebración de la reunión ante, según decían, “la reiteración de insultos y la falta de libertad que había en estos encuentros”.

Entre otros aspectos, el desencuentro que se produjo hace unos meses y que no han podido solventar al cien por cien, ha motivado esta decisión.

De este modo, y aunque normativamente la asamblea ciudadana no tiene entidad como la junta municipal de distrito, servirá para conocer los problemas de los vecinos de manera directa. Recogerá las demandas y propuestas de los residentes y todo, se preparará y se remitirá directamente al Ayuntamiento.

La creación de esta asamblea busca reflejar “otros problemas que nunca llegan al Consistorio y que se quedan en la Junta por falta de apoyo o interés para trasladarlos”, comenta uno de los vecinos. “Si con esta solución la Junta Municipal de Distrito se reorientara y se mejorara las relaciones de todos los asistentes, nos daríamos por satisfechos”, añade. Los vecinos darán a conocer la creación de esta asamblea para que acudan todos los interesados.

Publicado en Granada Hoy. 19 enero 2010