Muñoz exige una intervención urgente para evitar más accidentes en el cruce de Mercedes Gaibrois y Camino Bajo de Huétor 3183224333_79109ed199El cruce de Mercedes Gaibrois y el Camino de Huétor requiere del alcalde una intervención urgente a fin de reducir el número de accidentes que se registran en la zona. Según explicó la concejala socialista Ana Muñoz, la intersección se ha convertido en el principal punto negro del barrio ya que a diario se producen siniestros “debido a la falta de visibilidad por parte de los conductores”.

Muñoz detalló que los vecinos de la zona llevan más de cinco años denunciando esta grave situación a través de la Junta Municipal de Distrito Genil “sin que hasta el momento el equipo de gobierno que dirige Torres Hurtado haya ejecutado una medida para solucionar este grave problema”. La edil recordó que el cruce es uno de los puntos que soporta mayor flujo de tráfico en la capital ya que se trata de un acceso directo para incorporarse a la Ronda Sur.

La socialista aseguró que ha recibido numerosas quejas de vecinos de la zona al respecto. Los residentes se quejan de que la única respuesta que han recibido del Ayuntamiento en cinco años es que está estudiando la solución. “A los residentes les duele la boca de pedir una intervención en este cruce. Han pasado cinco años y no se ha hecho nada. Creo que el PP ha tenido tiempo más que suficiente para adoptar alguna medida”, criticó.

Por todo ello, desde el grupo municipal socialista se exige una solución definitiva, ya que “una prioridad para cualquier alcalde debe ser la de velar por la seguridad de los ciudadanos, y la realidad es que, a día de hoy, intentar acceder desde la calle Mercedes Gaibrois al Camino Bajo de Huétor es una hazaña más que peligrosa”.

La concejala del PSOE recordó a Torres Hurtado que su equipo de gobierno tiene ahora la posibilidad de solucionar “esta lamentable situación, ejecutando una intervención que ponga punto y final al peligro existente a través de los fondos de inversión que el gobierno de Zapatero ha dispuesto para promover la creación de empleo en la capital”. En este sentido, pidió a los populares “un ejercicio de responsabilidad” y les instó a que “utilicen los 42 millones de euros que recibirá la capital del gobierno de Zapatero para arreglar puntos negros de la ciudad que hasta la fecha han sido incapaces de solventar”.