Un nuevo crédito de 20,5 millones de euros sitúa al Ayuntamiento al límite de endeudamiento permitido 4553488495_5b18fc7114_oEl Grupo Municipal ha dado la voz de alarma sobre la grave situación económica que atraviesa el Ayuntamiento de Granada fruto de la pésima gestión del alcalde del PP, José Torres Hurtado. El responsable de Economía del PSOE en el Consistorio, Néstor Fernández, mostró su preocupación ante la decisión de los populares de volver a pedir un crédito a corto plazo por valor de 20,5 millones para hacer frente a los pagos de personal, vencimiento de operaciones y pagos a organismos autónomos. La operación ha sido aprobada en junta de gobierno local y sitúa a las arcas municipales en el límite permitido de endeudamiento y por tanto, “en una situación muy delicada que ya no se sostiene”.

Fernández apuntó que si hace 15 días “nuestro diagnóstico era de estable dentro de la gravedad, hoy tenemos que decir que hay un claro empeoramiento de la salud financiera del Consistorio”. Así, el edil relató que a 31-12-09 la deuda a corto plazo se situaba en 63,5 millones, mientras que a 31-03-10 la deuda ya ascendía a 64,75 millones y “en junio nos situaremos en 67,5 millones”. Respecto a la deuda a largo plazo apuntó que se mantiene en 107 millones, por lo que el montante total a corto y largo plazo con bancos asciende a 174,75 millones de euros.

Según Fernández, esta operación ha sido posible “por los malabarismos contables del edil de Economía ya que, a fecha de hoy, el Ayuntamiento sólo podría endeudarse en 7,5 millones, ya que el límite legal está en 72,5 gracias a que en la liquidación de 2009 ha aumentado el volumen del presupuesto porque se han incluido las aportaciones de los fondos FIL y Proteja”. El socialista detalló que el PP para eludir este el límite legal del 30% del presupuesto ha dispuesto que la operación se fraccione en dos fases, un primer préstamo de 3 millones en mayo y un segundo en junio que ascenderá a 17,5 millones de euros.

La operación viene precedida de un informe de la Tesorería del Ayuntamiento que advierte que en septiembre se van a necesitar otros 23,4 millones para hacer frente a los pagos. Al respecto, Fernández apuntó que “si estamos agotando el límite de endeudamiento no quisiera pensar que el Ayuntamiento caiga en una suspensión de pagos al no poder hacer frente a los pagos de nóminas y deuda a proveedores”.

El responsable de Economía del PSOE concluyó exigiendo al alcalde que explique en qué se está gastando el dinero de los ciudadanos. “Si los granadinos pagan más impuestos, más multas y el gobierno central y autonómico ha transferido los fondos con regularidad, como justifican su gestión”, añadió.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista, Carmen García Raya, hizo referencia a la deuda “cada vez mayor del Ayuntamiento” y se preguntó a dónde ha ido a parar el dinero si las partidas de Inversiones, mejora de barrios, instalaciones deportivas o el plan de accesibilidad no se han tocado. Para la edil, “el gobernante que gasta lo que sabe que no se puede gastar es un irresponsable y la única política de Torres Hurtado se basa en gastar lo que no tiene, freír a multas a los ciudadanos y generar deuda que no se sostiene con créditos a los bancos”.