Una nueva subida del IBI 3922697388_efc7a4d7f4La portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Granada, Carmen García Raya, ha criticado la decisión del equipo de gobierno del PP de subir la presión fiscal para el año 2010. En concreto, la edil se refirió a la subida del 3% en el recibo del IBI que sufrirán los granadinos el próximo año. Para García Raya, la medida no tiene justificación alguna en un año en el que los bolsillos de los granadinos están castigados por la crisis económica y, más aún, “cuando el gobierno del PP despilfarra con la puesta en marcha de una televisión local cuyo coste superará los tres millones de euros”.

La máxima responsable de los socialistas en el Ayuntamiento acusó al concejal de Economía, Juan Antonio Mérida, de mentir a los ciudadanos con la promesa de doblar los beneficios fiscales para 2010. “Beneficios, según detalló, vendidos a bombo y platillo por el PP y que sólo han beneficiado en 2009 a 8 personas”.

Para García Raya, los populares no son conscientes de lo mal que lo están pasando los granadinos y criticó que apuesten por subir los impuestos en un año difícil. La concejala precisó que esta subida viene a confirmar la política de los populares que “desde que llegaron a la alcaldía no han hecho otra cosa que subir los impuestos, a pesar de que una de sus principales promesas era no tocarlos”.

García Raya pidió cordura a los populares “ahora que entramos en fase de debatir y redactar las ordenanzas fiscales del próximo año. Sería el momento de ser serios y rebajar el IBI, que subió en 2004 más de un 33% con la promesa de devolver la subida en años posteriores”. Para la socialista, los populares han perdido toda credibilidad de cara a los ciudadanos que “no son tontos y poco a poco están desenmascarando a este gobierno municipal”.

La concejala precisó además que en los planes municipales está que en los próximos años esta subida del Impuesto de Bienes Inmuebles siga incrementando, de modo que, según las cuentas de los socialistas, el IBI habrá subido alrededor de un 52% cuando finalice el segundo mandato del PP en 2011.

García Raya criticó que desde el equipo de gobierno del PP se hable de “bajar la presión fiscal” y sin embargo se aumenten los impuestos, por lo que pidió a Torres Hurtado “que asuma su responsabilidad política y no se esconda”. Aseguró que la mala situación económica es anterior a la crisis y para demostrarlo recordó que desde 2003 a 2007 el gasto corriente subió un 69%. “Época en la que se despilfarró con obras mastodónticas como la de Gran Vía que supuso una merma en las arcas municipales de 8 millones de euros”, concluyó.